Haciendome mayor

pensaba esta tarde como pasa el tiempo

soy demasiado mayor si…

se por experiencia que estos dos objetos eran inseparables…

 

cuando la única elección era bic naranja o bic cristal

 

si pasaba horas jugando con esta maquinita para meter todas las anillas, ¡y siempre quedaba una sin entrar!!!

 

si en la EGB hacía este artilugio con todo tipo de respuestas para todo

 

si pasaba horas escuchando la radio y grabando en el cassette las canciones favoritas para luego poner las cintas en el coche

y se te enredaban y las arreglabas con cinta adhesiva

 

yo soy de los tiempos de los diskettes, de 5 1/2″, anteriores a las 3,5″, cuando el Sistema Operativo y las aplicaciones entraban dentro del diskette y todavía te quedaba espacio…

 

cuando el sábado por la mañana  tenías que esperar a que la carta de ajuste terminara…

 

para ver la bola de cristal…

 

cuando esperabas un mes a que viniese al bibliobus al pueblo para sacar el siguiente libro de Los Cinco, Los Siete Secretos y todas las novelas de Agatha Christie

 

cuando tenía que irme a la cama en cuanto aparecían los dos rombos en la esquina de la TV en blanco y negro

 

o cuando escuchabas un globo, dos globos, tres globos…la luna es un globo que se me escapó… y empezaba la sesiòn infantil

 

y la familia Telerin te enviaba a la cama…

vamos a la cama que hay que descansar, para que mañana podamos madrugar…

cuando soñabas con Esther y su mundo

 

y dibujabas inspirándote en los TBOs

 

y forrabas tus carpetas con los posters y pegatinas de Duran Duran, A-ha y Spandau Ballet de la SuperPop

 

y recortabas mariquitas de papel para jugar con ellas

 

el Exin Castillos y el Tente eran mis juegos de construcción favoritos

 

 

coleccionaba el Teleprograma

 

y cuando comenzó V la teleindiscreta

 

que tiempos…

 

 

5 pensamientos en “Haciendome mayor

  1. Vaya que si me acuerdo de todo esto!
    Me pasaba horas escuchando música, grabando, cortando y pegando la cinta…
    y claro el lápiz mirado No. 2 y la pluma bic no podían faltar.

    Huuuuy, la familia Telerín… ja, ja, ja me encanta el más pequeñín

    Las muñequitas recortables eran de mis favoritas, tuve muuuchas,
    las guardaba en una caja de zapatos.

    Tuve un castillo igualito al que muestras… qué bien me lo pasaba jugando,
    pero lejos de sentirme la princesa o la reina, me imaginaba que era el dragón,
    escupiendo fuego y espantando a todos ja, ja, ja

    El tente lo jugué con mi hermano, siempre hacíamos un lío por las piezas.
    A mis hijas también les toco, a las peques ya los megablocks

    Acá en México no recuerdo que en la televisión aparecieran símbolos
    que indicaran la hora de que los niños ya no tenían que estar frente a ella…
    no era muy afecta a mirar la tele, solo un poco por las tardes, me gustaba más
    jugar a la casita, con mis muñecas, hacer la comidita en un anafre y cocinar
    en cazuelitas de barro que mi mami me compraba y traía desde Oaxaca.

    Tuve una maravillosa infancia!

    Cuando conocí a mi esposo, aún jugaba a las comiditas… tenía 14 años.

    Vaya que si se va el tiempo!!!
    Acabamos de cumplir 30 de casados…

    Y bueno, jamás dejé de jugar a las muñecas, ya sabes que tengo 4 que son mi adoración.

    Besines

    P.D.
    Hay un dicho que me gusta mucho…
    “Viejos los cerros, y reverdecen”

    Ja, ja, ja…. así que nada, seguimos siendo las chamaconas de siempre, solo que con un poco de sabiduría que se nota en el cuerpecito.

    Te quiero mucho Preciosita… jamás lo olvides!

  2. Hola, si que me acuerdo de esos tiempos ya somos tres “viejitas” de la familia telerín casi no me acuerdo, salvo que los miraba en alguna revista, en casa no teníamos TV y de niña mis juegos consistían en trepar árboles, jugar a la comidita. De las muñecas de recorte sí, alguna vez me compre una en la primaria. Y respecto a los cassettes uuuuuyyyy eso sí aún tengo varios y de vez en cuando los escucho. Había algunos que hasta les saqué brillo de tanto tocar mi primer cassette fue de Menudo jajaja…. y aun tengo mi primera radiograbadora que compré con mi primer sueldo. De hecho yo comencé a trabajar a los 17 años y medio. Yo en vez de forrar mis libretas ponía la foto de Luis Miguel en un cuadro ahhhhh que galán inolvidables 80’s y 90’s. De los diskettes también utilice esos grandes en un ordenador Printaform en el trabajo allá por 1986 y el ordenador era monocolor verde, sepia y blanco, después los discos chicos y también utilicé mucho el telefáx ese que grababa en una cinta amarilla y lo dejaba perforado. Y de las series de tv cuando al fin compré una allá por el 83 no me perdía el auto increíble, guau! que galan, yyyyy ufff muchos recuerdos llenaría un libro.
    Bueno basta de ponerse histórica. Saludos

    • yo también tuve TV ya con 15 años, pero mis abuelos tenían y pasaba allí tiempo viendo alguna serie. Y lo de hacer albóndigas con barro y jugar a las comiditas en el prado delante de casa, y entretenernos con cualquier cosa… no necesitábamos nada igual, ahora los niños están todo el día aburridos y no saben ni jugar

  3. Ufff! Najma que yo también me voy haciendo mayor! Ahora disfruto de mi segunda juventud jejeje! Dichosas somos de todo lo pasado y lo que queda por venir, Carpe Diem!
    Besososos!!

Me encanta leer tus comentarios, gracias por dedicarme tu tiempo.

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s