Reto lecturas y te

 

a 5 días de terminar el mes, os presento mis lecturas finalizadas, no creo que avance mucho más

reto lecturas y te najma enero

 

y para el mes de febrero he acordado con mi hermana leer estos dos

Los buenos suicidas

GÉNERO POLICÍACO Y DE MISTERIO

páginas: 384

 

SINOPSIS

En una ciudad que ha perdido el brillo, un policía lucha contra las sombras. Noche de Reyes de 2011. El inspector Héctor Salgado, obsesionado por la desaparición de Ruth, su ex mujer, no puede conciliar el sueño y fuma un cigarrillo tras otro. De madrugada, aún insomne, recibe una llamada del nuevo agente a sus órdenes: la secretaria del director general de una conocida empresa de cosméticos se ha arrojado a las vías del metro. Parece un caso menor, pero con el paso de los días Salgado irá descubriendo que tras ese presunto suicidio se esconde una compleja y peligrosa red de mentiras.Entretanto, la agente Leire Castro, atrapada en casa por una baja médica prematura, a mes y medio de dar a luz, también piensa en el caso nunca cerrado de Ruth. Es un misterio al que no puede resistirse. Y aunque en su estado no debería emprender una investigación, en su carácter está no detenerse, insistir, derribar esas fachadas que siempre ocultan males mayores?

 

Ceguera Asesina- Robin Cook (2004)

Sinopsis:

“Ambientada en Manhattan, Ceguera asesina relata la terrible lucha que debe librar la doctora Laurie Montgomery al enfrentarse a una conspiración terrorífica. Una serie de jóvenes ejecutivos muere a causa de sobredosis de cocaína. Al intentar hacer la autopsia a los cadáveres e investigar las muertes, la joven forense encuentra una inexplicable oposición por parte de sus superiores, de la policía y de los propios familiares de las víctimas. Pero Laurie está dispuesta a llegar al fondo de la estremecedora pesadilla que se teje en un distinguido hospital neoyorquino”.

 

y a ver si termino el del Abuelo que saltó y Aurora Boreal de Asa Larsson que los tengo comenzados

 

me  gusta mucho el genero policíaco nórdico. Ya vi la película de Auroa Boreal, pero quiero leer la novela también. A ver si me da tiempo a cumplir estos objetivos.

y para acompañar las lecturas, que mejor que un té calentito para dar un poco de calidez a estos días tan fríos y desapacibles

mi último juego de té

juego te najma crochet

¿gustáis?

juego de te najma

tejido con lana acrilica en tonos verdes, rosas y crudo

teaset strawberry crochet amigurumi

 

aplicaciones en el azucarero y pocillos en fieltro blanco

 

crochet amigurumi teaset

 

tetera najma ganchillo

 

qué te parece mi juego te té?

 

gracias por acompañarme, visitar mi casita y dejarme tus comentarios

un abrazo y muy feliz día para tí

Clima y lecturas

hola chicas

ahora mismo está nevando en Camponaraya

el lunes subió un montón el nivel del rio que iba casi seco y había un punto cercano a mi casa en los que ya se acercaba el caudal al puente.

rio naraya camponaraya

 

rio naraya najma

 

y durante esta noche hubo mucho viento y lluvia que no me dejó pegar ojo

ya por la mañana estaban los coches nevados y  ahora se han puesto a caer copos pequeños y aguanieve

yo estoy aqui preparando el CAL semanal de mañana y terminando nuevos cuadritos del reto y tejiendo un poquito.

¿qé tal vais con el CAL? cuando publiquéis si me dejáis un comentario informándome no necesitáis mandarme la foto, porque ya os visito y cojo el enlace (el comentario si no sale no os preocupéis que hasta que no lo leo en mi mail no se publica). Ya tengo unos cuantos enlaces y fotos.

Del reto de lectura este mes  de enero 2013 aunque no ha terminado voy así

reto lectura najma 2013

 

 

espero terminar la conjura sixtina para fin de mes

¿vosotras que tal? Ya he visto que Betty ha avanzado mucho en la lectura

espero que paséis un buen día y mañana os espero con el CAL granny semanal

besitossss

 

reto lecturas y deseos

ya falta poco para que termine el año

el 26 de julio del 2012 propuse un reto de lectura

y a falta de 2 días, mis lecturas desde agosto a diciembre han quedado así

lecturas najma reading challenge

De todos ellos no he terminado Presentimientos, perdí un poco el interés y espero finalizarlo en las próximas semanas.

y no me ha dado tiempo a terminar Una conspiración de Papel, me faltan como 200 páginas que no creo que al día 1 estén terminadas.

a cambio hay que añadir Desde mi cielo que no está en la foto, y que he leído esta semana

asique, según la clasificación:

1-2 libros- amante de la manzanilla

3-4 libros – devota del té de frutas

5-6 libros- aficionada al Pu-Erh 

7 ó más libros- experta en Chanoyu

me puedo apuntar una Experta en Chanoyu ^-^

¿y vosotras???

y nada, para el próximo año habrá que ponerse otro reto, este año me habré leído como unas 60 novelas en total, y tengo tantas en la lista de “quiero”…

y en estos momentos en los que se acaba el año y es habitual que uno se haga buenos propósitos y deseos para el 2013, ponemos muchas esperanzas y deseos que sea mejor que el anterior, nos imponemos retos de ir al gimnasio, ponerse a dieta, comer más saludable, dedicar más tiempo a la familia,  ser más positivo…

yo pido simplemente que los productos que realizo a mano tengan alguna salida y haya pedidos,

o salga cualquier otro tipo de actividad que me de ingresos

y mucha salud para disfrutarlo

más que nada porque ya son 14 meses sin ningún tipo de ingresos y llega un momento que ya quizás ni pueda seguir comunicándome a través de este medio, lo que supondría un disgusto añadido

Asique cierro los ojos, y pido que todo vaya a mejor para tod@s

y poder seguir compartiendo con vosotr@s

Y tú ¿qué deseas?

Deseos para el año nuevo

Te deseo primero que ames y que amando, también seas amado. 
Y que, de no ser así, seas breve en olvidar y que después de olvidar, no guardes rencores.
Deseo, pues, que no sea así, pero que si es, sepas ser sin desesperar.

Te deseo también que tengas amigos, y que, incluso malos e inconsecuentes, sean valientes y fieles,
y que por lo menos haya uno en quien puedas confiar sin dudar.

Y porque la vida es así, te deseo también que tengas enemigos.
Ni muchos ni pocos, en la medida exacta, para que, algunas veces, te cuestiones tus propias certezas.
Y que entre ellos, haya por lo menos uno que sea justo, para que no te sientas demasiado seguro.

Te deseo además que seas útil, más no insustituible.
Y que en los momentos malos, cuando no quede más nada, esa utilidad sea suficiente para mantenerte en pie.

Igualmente, te deseo que seas tolerante; no con los que se equivocan poco, porque eso es fácil, sino con los que se equivocan mucho e irremediablemente,
y que haciendo buen uso de esa tolerancia, sirvas de ejemplo a otros.

Te deseo que siendo joven no madures demasiado de prisa,
y que ya maduro, no insistas en rejuvenecer,
y que siendo viejo no te dediques al desespero.
Porque cada edad tiene su placer y su dolor
y es necesario dejar que fluyan entre nosotros.

Te deseo de paso que seas triste.
No todo el año, sino apenas un día.
Pero que en ese día descubras que la risa diaria es buena, que la risa habitual es sosa y la risa constante es malsana.

Te deseo que descubras, con urgencia máxima,
por encima y a pesar de todo,
que existen, y que te rodean,
seres oprimidos, tratados con injusticia y personas infelices.

Te deseo que acaricies un gato, alimentes a un pájaro
y oigas a un jilguero erguir triunfante su canto matinal,
porque de esta manera, te sentirás bien por nada.

Deseo también que plantes una semilla,
por más minúscula que sea, y la acompañes en su crecimiento,
para que descubras de cuántas vidas está hecha un árbol.

Te deseo,
además, que tengas dinero, porque es necesario ser práctico.
Y que por lo menos una vez por año pongas algo de ese dinero enfrente a ti y digas: “Esto es mío”,
sólo para que quede claro quién es el dueño de quién.

Te deseo también que ninguno de tus afectos muera, pero que si muere alguno,
puedas llorar sin lamentarte y sufrir sin sentirte culpable.

Te deseo por fin que, siendo hombre, tengas una buena mujer, y que siendo mujer, tengas un buen hombre, mañana y al día siguiente, y que cuando estén exhaustos y sonrientes, aún sobre amor para recomenzar.

Si todas estas cosas llegaran a pasar, no tengo más nada que desearte.

Victor Hugo

Reto lecturas y crochet Navidad-Belén

Namaste amigas!!! ¿cómo estáis? espero que pasando una estupenda semana

hoy os quiero mostrar como llevo el reto de lectura, me faltan solo tres semanas para terminar el año, pero no se si terminaré todos los libros que tengo comenzados. ¿y vosotras? ¿qué tal lleváis las lecturas?

¿habéis conseguido llegar a vuestro reto personal?

En total desde el día que comencé el reto han sido 20 libros entre los terminados y con los que estoy.

Y eso que me había propuesto 7   ^-^

arbol libros najma books reading challenge

como últimamente me entra la ansiedad de vez en cuando, tengo que pasar de un libro a otro si empiezo a aburrirme o a agobiarme, asi que tengo varios empezados, y la selección es muy variopinta.

Me reí un montón con Brujas de viaje de Terry Pratchett, la duodécima novela de Mundodisco

y con Entre limones de Chris Stewart.

Conocí el fascinante mundo de las hormigas con Werber Bernard.

He viajado al pasado con 22/11/63 de Stephen King

y al futuro con Lágrimas en la lluvia de Rosa Montero.

A la exótica  India y las plantaciones de té del enigmático Ian  con El cielo de Darjeeling.

Al peculiar mundo de esclavas y amos de 50 sombras de Grey, aunque me parece estar leyendo Crepúsculo porque la personalidad de los personajes es calcada, no entiendo el éxito que ha tenido.

Al Londres del siglo XVIII con Una conspiración de papel.

y mientras por la noche leo, por el día le doy al ganchillo, al telar, a las dos agujas o a lo que se tercie, pero siempre rodeada de lana por todas partes

y así nacieron estos duendecillos que en el anterior post acompañaban a Papá Noel (puedes solicitar el tuyo en los colores que desees)

duendes crochet ganchillo xmas navidad

o mi mini-belén para empezar a adornar mi hogar con detalles navideños

belen navidad christmas crochet

¿os gusta? si es así no olvidéis pulsar el botoncito de Me gusta que hay debajo del post.

Y esto es todo por hoy, espero que estéis muy  bien, y también dejo un mensajito para el club Namaste que estoy lista para hacer los calcetines cuando queráis quedar, el lunes os esperé pero no pude veros, asique espero que todo os vaya muy bien.

Y os aviso que ya podéis ver las fotos de lo enviado en el intercambio navideño AQUI. Gracias a todas las participantes.

Un besito para todas y que tengáis mucha luz en vuestra vida. Gracias por visitarme y dejarme vuestros comentarios que siempre hacen mucha ilusión.

Ta ta

Libros y nostalgias

no creáis que por muchos retos de bordado, de crochet o intercambios navideños que podéis consultar en anteriores post, me he olvidado del reto de lectura.

Asi es como voy

tengo sin terminar el de Stephen King y el de Clara Sánchez, que espero terminar esta noche. Y anoche empecé el de Las Hormigas, que me está enganchando el adentrarme en ese mundo paralelo al nuestro, tan cercano, y tan desconocido como es el de estos insectos.

Hay autores que nos resultan difíciles de leer en determinado que momentos. Me sucedió hace un montón de años con Umberto Eco. La primera vez que leí el Nombre de la Rosa me atasqué en la segunda página, y durante casi un mes no pude salir de ahí, comenzaba y ahí me detenía incapaz de seguir ni un párrafo más. Sin embargo, como siempre le doy una segunda oportunidad a los libros, lo empecé de nuevo y esa vez me lo leí de un tirón, saboreando cada una de las páginas como si de un veneno se tratara y tuviera que llegar al final para conseguir el antídoto que me salvara. Me gustó tanto que me lo leí otras cuatro veces en años posteriores.

 Tengo un problema, que a veces resulta práctico en determinadas situaciones, y es que tengo una memoria pésima.
Así que, no recuerdo los finales de los libros y puedo volver a leer novelas de intriga y misterio como Agatha Christie sin que recuerde quien es el asesino hasta que llego al final. Y me gustaba hacerlo, releer la historia, porque la segunda vez uno se fija en detalles que antes nos habían pasado desapercibidos, y que ahora, en la segunda lectura, vemos que estaban ahí, claramente a la vista, y que no supimos verlo.
Hace tiempo que no releo un libro, desde que hace 6 años me pasé al digital  se me acumulan los que deseo leer.
Antes debido a mi trabajo estaba todo el día con el ordenador, asique solo leía cuando me iba de vacaciones.
Noah Gordon,  Amin Malouf,  Ken Follet, Dan Brown, Chitra Banerjee,  Shohana Dé, Anita Desai, Clive Cussley, Manju Kapur, Indu Sundaresan, Anita Nair, Nikita Lalwani,  y cientos de autores pasaban por mi bolso de playa.
Cuando iba de vacaciones (hace ya 5 años que no voy a ningún lado) , aquel era el único momento en el que no estaba todo el día con un ordenador, y como estaba sola todo el tiempo, pasaba todo mi día desde que me levantaba hasta que me acostaba pegada a los libros. Me los llevaba a la playa, me los llevaba a la piscina, me los llevaba a la cama… y aprovechaba para ponerme al día. De aquella tenia la suerte de que en la casa de mi tía tenían muchísimos libros y trataba de fundirmelos en el menor tiempo posible, sabiendo que pasaría un año o más hasta mi regreso.
Lo de tener mala memoria es curioso, más cuando en la niñez una tenía memoria fotográfica y era capaz de recordar hasta los mínimos detalles de un libro, cualquier línea escondida en una bibliografía. Recuerdo que cuando me ponían los exámenes, simplemente veía en mi mente la hoja del libro, con sus márgenes, sus párrafos, imágenes, puntos y comas… y me limitaba a copiar en el papel como respuesta lo que veía claramente en mi mente.
Esto siempre traía la desconfianza de profesores, que no entendían como se puede responder con puntos y comas y entonces venía la humillación de demostrar que el tener todas las respuestas correctas no había sido fruto de la trampa o el azar. Asi que me sacaban a la pizarra ¡horror¡, y me hacía las preguntas de forma oral. El estar delante de toda aquella clase hacía que me olvidara hasta de mi nombre, pero aún así si querían las respuestas, pues allí se las daba.
Al final, después de 4 o 5 veces ya se aburrieron de la demostración pública, y me dejaron en paz… ¡qué tiempos aquellos¡
Recuerdo que el día que se murió Franco nos dieron el día libre y mis padres compraron nuestro primer televisor en blanco y negro para ver el evento. La pusieron en la galería de la casa de adobe de 2 plantas donde vivíamos. Al día siguiente, cuando no había nadie en la casa, yo ya le había quitado la parte trasera e investigado entre todas aquellas válvulas y cables, les había sintonizado los canales y vuelto a colocar la tapa cuando había oído subir a gente las escaleras. La tarde siguiente vino el técnico a ponernos la primera y la segunda cadena, y ¡oh, que extraño!, ya está sintonizado, que curioso… Mi madre me echó una mirada asesina y yo corrí a esconderme en mi habitación enfrascada en un libro de Los Cinco que había sacado del bibliobus, mientras oía la sintonía de Los Hombres de Harrelson .
Yo ya había visto la televisión en alguna otra ocasión, claro. Mis abuelos tenían una, que mi abuelo era más pudiente que mis padres, y cuando iba a verles aprovechaba para verla, lo que no ocurría muy a menudo. Claro que ninguno de mis vecinos la tenía, asi que de pronto me convertí en muy popular entre los niños del barrio, que de pronto invadían mi casa después de la siesta para ver la tele conmigo.
Volví a abrir el televisor un par de veces. No se que pensaba encontrar allí, simplemente me quedaba mirando todo aquello esperando ver salir a algún duende desde algún ángulo escondido. Los televisores viejos en blanco y negro tienen la particularidad de que si funciona algo mal, se ve un poco de nieve, o hay interferencias… los abrías y al cerrarlos todo funcionaba de maravilla… igual que Windows, salir y volver a entrar suele arreglar todos los problemas.
No pasa lo mismo con los relojes. El pobre reloj de bolsillo de mi abuelo sufrió una de mis incursiones en sus tripas, y ¡no me lo puedo creer¡ me sobraron 3 piezas después de volver a armarlo. Nunca volvió a ser el mismo. Escondí el fruto de mi pecado en el fondo de un cajón, y mi padre nunca supo que su legado había sido profanado por mis manos, menos mal.
Porque de aquella los castigos corporales no eran políticamente incorrectos, y muchas veces tuve que sentir en mi culo la zapatilla de mi madre mientras corría por todo el barrio intentando huir y esconderme en los márgenes de la reguera esperando que pasara el temporal. Luego regresaba a casa llena de barro, hierbajos y muerta de hambre y mi padre se reía y me cogía en volandas y me daba vueltas y vueltas en el hall de nuestra antigua casa de adobe sin agua corriente mientras yo gritaba riendo y llorando por el mareo.
Los baños eran también un momento de lujo en la casa. No había agua corriente, ni cuarto de baño. Asi que por la noche mi madre sacaba agua de un pequeño depósito que tenía en un lateral la cocina de carbón, y mientras estábamos metidas en un barreño nos echaba el agua caliente por encima a modo de ducha improvisada.
en verano era mejor, mientras estábamos en el colegio mi madre ponía agua en una especie de lavadero que había al lado del pozo, que usábamos para lavar la ropa. El sol calentaba el agua y por las tardes era como una mini-piscina improvisada donde pasábamos las horas de calor.
Cuantas tardes en la cocina tejiendo con mi madre mientras escuchábamos la radionovela en el transistor de válvulas, cuantas noches iluminados por las velas porque la precaria instalación eléctrica había vuelto a fallar…
Ya nada es lo mismo. Todo ha sido urbanizado, calles, aceras, casas… antes todo eran prados que se extendían durante kilómetros, con sus juncos, sus charcas llenas de renacuajos, … recuerdo como hacíamos albóndigas de barro en los márgenes de la presa, comiamos la parte blanca de la flor de los tréboles fingiendo que era un manjar, intentábamos cazar ranas con unos palitos, de los que colgaba un hilo y en su borde una margarita ensartada, como me caía una y otra vez de la bici cada vez que iba a cruzar la reguera por un estrecho palo colocado a modo de puente y acababa con la ropa llena de agua y líquenes pegajosos de un color verde moco.
El problema era que durante toda mi niñez no veía nada. Estaba cegata completamente, asi que cuando iba a cruzar el puente, la imagen de pronto se desdoblaba y yo veía dos delante de mí, e intentaba saber cual era el real y cuál era el que había provocado el entrecerrar los ojos, ¡siempre fallaba¡
Cuando por fín a los 12 años me pusieron las gafas ¡oh maravilla¡ la gente tenía cara… me quedé impresionada. Me había pasado todos aquellos años de mi vida viendo una masa blanquecina terminada en una mancha de color debajo. Me aprendía la ropa de la gente, por el color que veía, y así los identificaba al verlos de lejos. Pero aquello… ver sus ropas, pantalones, sus ojos, bocas…. ¡era maravilloso¡
Fue entonces cuando pasé de ser en el colegio “culo gordo” a “cuatro ojos”. Los niños pueden ser muy crueles.
Hoy en día los niños eligen la ropa que se ponen. Mi sobrina ya cuando tenía 5 años iba al cole con la ropa que ella misma elegía cada mañana, y siempre pensando “en el que dirán”, mamá que se van a burlar de mí los demás niños si voy con eso, que no soy una muñeca, ¡que ya tengo 5 años!, evidentemente, hay que cuidar la reputación, sino uno se convierte en el paria de la clase, y ahí ya abandonada y siendo el chivo expiatorio y el blanco de todas las burlas hasta los 40